Personificaciones con ínfulas (y arcilla polimérica)

La arcilla polimérica

¿Sabéis cuando descubrís algo tan maravilloso que pensáis… «no sé cómo podía vivir antes»?

De veras. No tengo habilidades escultóricas especiales, pero esta arcilla es casi milagrosa. Se pueden hacer auténticas monadas.

Es súper fácil de manipular y se endurece con apenas 10 minutos de horno a baja temperatura. Y los colores quedan tan vivarachos, que las figurinas parecen irradiar vida. Resulta… mágico.

   

Hay decenas de marcas diferentes. Si acabáis de llegar a este fascinante mundo, yo os diría que tiréis de packs de muchos colores (que vienen con herramientas y piezas metálicas para hacer pendientes, llaveros y abalorios diversos). Como esta de arriba, que es maravillosa e incluye 46 colores y un montón de cachivaches.

Y ya conforme vayáis volviéndoos adictos a ella, sabed que la venden también en modo «pro», con colores sueltos (que algunos, como el negro y el color carne, suelen volar) y en distintos tamaños.

   

A mí me pierden los animalicos y las caricaturas, pero hay por ahí mil ideas de bisutería absolutamente increíbles. Veréis qué divertida es.

Ojalá os evada de esta locura de época confinada tanto como a mí 😊